martes, 10 de abril de 2012

EL CONTEXTO HISTÓRICO DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

La II Guerra Mundial tuvo como consecuencia fundamental el reconocimiento de la necesidad de crear una nueva declaración de derechos humanos en el seno de Naciones Unidas

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es una de las páginas más bellas de la historia reciente. ¿Qué provocó la necesidad de una Declaración de este tipo? ¿Cuál es el contexto histórico en el que nace esta declaración. La II Guerra Mundial ha mostrado claramente hasta qué punto puede llegar la barbarie humana. La Maquinaria de la Muerte, perfectamente diseñada como era la organización de los diferentes campos de trabajo yexterminio, donde murieron más de 8 millones de personas, la bomba de Hiroshima y Nagasaki, los terribles bombardeos a la población civil, etc. Todo ello representa la página más negra de la Historia de la Humanidad.

La necesidad de una nueva Declaración de Derechos

A partir de la victoria aliada, y el inicio de los diferentes procesos de Núremberg, se mostró la necesidad de establecer, en el seno de Naciones Unidas, una Declaración de los Derechos Humanos que tuviera como característica más importante su Universalidad. Existen precedentes en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Como por ejemplo, la Declaración de Derechos del pueblo de Virginia (1776) La Declaración de derechos del hombre y el ciudadano (1789), y algunos textos constitucionales, como, por ejemplo, la Constitución Española de 1812.

Exclusión de las mujeres en las primeras declaraciones

Sin embargo, la primera Declaración, la francesa de 1789, excluía a la mitad de la población: las mujeres. Por eso, algunas mujeres se movilizaron declarando como Olimpie de Gouges: La Declaración de Derechos de la mujer y la ciudadana. Otro ejemplo de ello fue la recogida de firmas de mujeres a favor del Estatuto de Autonomía de Cataluña en la II República, debido a que las mujeres todavía no tenían derecho a voto. Las Declaraciones anteriores, por tanto, no tienen el carácter de universalidad.

La terrible Segunda Guerra Mundial

Sin embargo, el contexto socio-político de la Declaración Universal de 1948 es bastante diferente, ya que esta Declaración nace como consecuencia de la II Guerra Mundial, en el que la Humanidad mostró su peor cara y su terrible capacidad de crear dolor y destrucción. La dignidad humana fue pisoteada, y hay que hacer algo para recuperarla.

Las diferentes generaciones de derechos

Cuando hacemos referencia a los precedentes históricos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, también habría que hacer referencia a la existencia de derechos de Primera Generación y derechos de Segunda Generación.

Derechos de Primera Generación

Los derechos de Primera Generación nacen de las declaraciones y derechos reconocidos a finales del siglo XVIII (Constitución Americana de 1776, y la Declaración de Derechos del hombre y del ciudadano, en la Francia de 1789). Estos derechos son los derechos más políticos, tales como la libertad de expresión, la igualdad, etc. La tolerancia y la libertad de pensamiento es una herencia directa de las terribles guerras de religión del siglo XVII entre católicos y protestantes, que mostraron la imposibilidad de que una Religión eliminara a la otra, y, por tanto, se llegó a la conclusión de la necesidad de convivir como principio de la Ilustración.

Derechos de Segunda Generación

Los derechos de Segunda Generación son los llamados derechos económicos, fruto de las luchas sociales y el movimiento obrero, iniciados a lo largo del siglo XIX: el derecho a la educación, al trabajo remunerado de forma justa, el ocio, entre otros.

Derechos de Tercera Generación

Los derechos de Tercera Generación ya no aparecen en la Declaración Universal; serían los que corresponden a toda la Humanidad, incluso las próximas generaciones (paz, derechos de los niños, desarrollo, medio ambiente sano, etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada